Un parque en Australia pide a los visitantes que capturen arañas venenosas

Las autoridades de un parque para la conservación de la araña de Sydney, una especie venenosa nativa de Australia, pidieron ayer a los ciudadanos que si se topan con uno de estos invertebrados, lo capturen. “Sé que suena a locura”, admitió la cuidadora del Parque de Reptiles australiano (South Wales) Julie Mendezona. “Pero lo que decimos a la gente es que si se encuentran una y se ven lo suficientemente seguros de capturarla, que lo hagan”.

El parque es la única reserva de arañas de Sydney (Atrax robustus) del país y anualmente se necesitan cientos de arañas para mantener la población. Si no hay arañas, no se puede fabricar el antídoto para salvar la vida de quienes sufren una picadura mortal. “No hay mucha gente dispuesta a hacerlo (capturarlas). Es una especie bastante peligrosa”, señaló Mendezona.

El jodido bicho.

Pero desde que los hospitales comenzaron a almacenar el antídoto contra el veneno de la araña, en los años 80, no ha habido muertes. Hasta entonces, según los registros, la picadura de esta araña sólo da, de media, 74 minutos de vida a los adultos y 13 a los niños. La araña de Sydney puede ser vista cuando sale en busca de sexo. Entonces es posible que se esconda en el calzado, entre la ropa o en el suelo. Las arañas hembra, que viven 12 años frente a los cuatro de los machos, son algo menos peligrosas.

Un parque en Australia pide a los visitantes que capturen arañas venenosas

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*