Una familia en paro convence al padre para que se ampute un brazo y estafar 600.000€ al seguro

El seguro le ha pillado con el carrito del helado.El caso es de una crudeza brutal y resulta, a todas luces, extremo, pero refleja una realidad: con la crisis se ha producido un aumento del fraude de entre el 25 y 30% y, lo más llamativo, es que ha aparecido, además de los profesionales y los ocasionales, un nuevo tipo de defraudador: el que lo es por necesidad.

Cuenta Joseba Elola en El País en un reportaje titulado Mi brazo por 600.000 euros que hace un año una compañía de seguros encargó a un curtido investigador privado el caso de un hombre que había perdido un brazo en un accidente de coche y aludía que se había cortado con la sierra mecánica que transportaba. Resolverlo no fue demasiado complicado: el corte era demasiado limpio como para habérselo hecho en un accidente; y un dedo de la mano estaba en sospechoso mal estado.

El hombre pertenecía a una familia, de Valencia, en la que todos estaban en paro. Habían suscrito más de ocho pólizas de seguro y le habían convencido entre todos para que se amputara un brazo para cobrar en torno a 600.000 euros.

Una familia en paro convence al padre para que se ampute un brazo y estafar 600.000€ al seguro

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*