EE UU cierra sin acusar a nadie la investigación sobre las torturas de la CIA

Gul Rahman, prisionero en Afganistán, murió en 2002.

La investigación lanzada en 2008 sobre el programa de la CIA para la detención e interrogatorio de militantes detenidos en el marco de la campaña del Gobierno estadounidense contra el terrorismo internacional ha sido cerrada sin que se hayan presentado cargos criminales contra ninguno de los implicados, según ha informado el jueves el Departamento de Justicia estadounidense.

Los interrogadores utilizaban técnicas como el waterboarding, conocido también como ahogamiento simulado, considerado por el Derecho Internacional como un acto de tortura.

Con el cierre de la investigación de dos muertes en Afganistán e Irak, la justicia pone fin a su examen del trato que recibieron 101 detenidos bajo custodia de Estados Unidos. El fiscal general estadounidense, Eric Holder, ha dicho que la investigación “se ha limitado a determinar si los crímenes fueron cometidos y no resuelve otras cuestiones relacionadas con las conductas examinadas”. Aunque el Departamento de Justicia nunca desveló los nombres de los fallecidos, diversas informaciones indican que se trata de Gul Rahman y Manadel al-Jamadi, según la BBC.

Gul Rahman murió en noviembre de 2002 en una prisión de la CIA en Afganistán conocida como Salt Pit después de permanecer encadenado a una pared. Manadel al-Jamadi murió en 2003 en la prisión de Abu Ghraib de Irak y un examen militar post-mortem afirmó que se trató de un homicidio.

EE UU cierra sin acusar a nadie la investigación sobre las torturas de la CIA

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*